Martes 18 de Septiembre de 2018   |   Un día como hoy...

Partido de Florentino Ameghino | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Sociedad

29-06-2018 - SOCIEDAD
El silencio de las flores

“La suerte de los que recorren la memoria de un pueblo suele ser el exilio”
Raúl “Capelo” Berchi


Los que recorrían las calles del pueblo lo veían detrás de una pequeña ventana, como asomándole a la vida una propuesta nueva cada día, cada atardecer. Y la inolvidable recorrida lo nombra sin ponerle nombre.
Allí se lo podía ver acopiando recuerdos que le dieron existencia e identidad a un pueblo distinto del noroeste de la provincia de Buenos Aires.
La tarde caía fresca en el centro de la ciudad centenaria que despertaba de una larga y soleada siesta.
El hombre contemplaba el pueblo rompiendo la pereza que caracteriza su norteña paciencia bonaerense. Disfrutando, de a poco recorría la calle principal en toda su extensión, ayer tradicional, hoy “puesta en valor”. Un aire europeo de la nórdica Italia lo caracterizó paciente, meditador, aunque de sangre caliente a la hora del compromiso social. Fue su hábito característico buscar entre las cosas que para otros pasaban inadvertidas, esas cosas de suma importancia para lograr una identidad que más de una vez se desconoce, esas cosas que se nos van olvidando pero siguen vivas en la piel del pueblo.
Caminó el sendero de nuestros antepasados sembrando memoria. Dejó su alma descubriendo cada grito olvidado en los rincones derrumbados del país. Caminó regando con broncas las tierras secas del pasado. Quiso reivindicar a los que fueran desterrados por la avara pretensión de hombres que hicieron flamear la bandera del reino sobre nuestra celeste y blanca en aquel casco de estancia enclavado en las míticas tierras que albergaran fortines y tolderías. Aquellos que pagaron bien barato lo que después vendieron a un precio que jamás pudimos pagar.
Los ecos del canillita silencioso se escuchan en la memoria viva. Aquel hombre que mirando al cielo desde la ventana abarrotada de revistas golosinas, con un cigarrillo entre los dedos, acompañaba la historia de un pueblo centenario.
Talló en madera las caras olvidadas de la masacre de la laguna Salalé. Se amigaba con un vino tinto todas las noches para escuchar mejor el sonido del silencio ancestral que daba paso a la magia del recuerdo, la leyenda, el mito y la historia inconclusa que llama a la reflexión.
Talló también la planta de sus pies para que puedan seguir en madera las huellas del cacique Pincén, un sueño escondido de los secretos más expuestos.
Su semblante itálico se iba haciendo uno con la adusta mirada del personaje en bajorrelieve que recorría el tiempo montado en la magia de un malón ausente.
Un haz de luz se desplomó en las afueras del pueblo y allí estuvo la sonrisa amplia del canillita historiador que apacible ascendía por el camino del tiempo para no volver.
Un ignoto escritor lo recordó en las páginas del diario del pueblo: “Cuando cae la tarde se lo ve con la mirada perdida, añorando escarbar la orilla de la laguna, jugando con una pala, recobrando la piedra olvidada, escuchando el grito antiguo que por las noches renace entre el pastizal a orillas de la ruta silenciosa. Y sólo él cuenta con el don de responder a la memoria. Siempre casi inadvertido, renueva la esperanza de encontrarse reconstruyendo el dolor de los que no pudieron ahogar sus penas con el fuego que devoró sus cenizas, abrazando el sol sangriento de una patria nueva”.

A la memoria de Raúl “Capelo” Berchi por su humano compromiso con la vida.
Enrique “Quique” Villarruel
(Aporte de Jorge Rodríguez)







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As. / Tel. 02355-15456819 / 15472401
Edición N° 2976 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314522 - elojoameghinense@yahoo.com.ar