Viernes 20 de Julio de 2018   |   Un día como hoy...

Partido de Florentino Ameghino | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Sociedad

29-06-2018 - SOCIEDAD
El peor final para 40 familias: cierra el peaje



La fecha límite llegó y la solución nunca apareció. Tras 21 años, la estación del kilómetro 301 de la Ruta Nacional N° 188 dejará de atender causando un serio perjuicio económico y social para Ameghino.

Los 40 trabajadores del peaje de Ameghino se encuentran viviendo sus últimos momentos como empleados del lugar. Este sábado 30 junio se cerraría definitivamente la estación ubicada, desde el año 1991, en el kilómetro 301 de la Ruta Nacional N° 188.
Durante la jornada del lunes, los agentes se plegaron a la jornada de paro nacional y las barreras permanecieron levantadas con los trabajadores presentes en el lugar.
Todo hace indicar que la decisión del Gobierno de cerrar el puesto no tendrá vuelta atrás y, a pesar de los esfuerzos realizados, la situación parece irreversible.
El martes, varios trabajadores realizaron declaraciones en FM Ciudad y expresaron su preocupación al ver la inminente pérdida de su fuente laboral. “En agosto del año pasado lo veíamos lejano y las esperanzas eran muchas, y aunque sabíamos cuál era la fuente y cómo venía todo, que el peaje iba a cerrar, se fue luchando, se hicieron movilizaciones y ahora estamos a escasos cuatro días que se cierre”, manifestó uno de los trabajadores.
En esa línea agregó: “Cada día que pasa se nos achica la esperanza, el sindicato sigue haciendo lo imposible para negociar, encima se venía conversando con (Javier) Iguacel y de un momento a otro se fue al Ministerio de Energía y eso atrasó aún más todo”.
“Hay que ponerse en el lugar del trabajador que de un día para el otro le cambia la vida, le cambian los ingresos, más cuando uno tiene hijos, pero vamos a poner todo para salir adelante, quedan cuatro días de lucha para mantenernos firmes a ver si podemos tener una luz de esperanza y revertir esta situación”, sostuvo.
Una de las trabajadoras mujeres, en evidente estado de emoción, indicó: “Tenemos esperanza de seguir, pero es eso y las ganas de seguir trabajando. Es muy difícil que acá consigamos otro trabajo. Muchos están pensando en irse de Ameghino, y sería una lástima. No tenemos para qué lado salir. Si bien vamos a cobrar una indemnización, que tampoco es lo que algunos creen, lo importante sería mantener el puesto de trabajo. Cada uno, en lo personal tiene diferentes problemas. Hay gente grande que no le va a ser fácil conseguir trabajo”.
Por su parte, otra de las trabajadoras lamentó que no todos los compañeros hayan evidenciado el mismo grado de compromiso para la defensa de la causa. “Estamos muy divididos, hay grupos que pensamos cosas diferentes, la lucha no es pareja por diferentes motivos. Lo político tiene mucho que ver”, reveló.

INDEMNIZACIÓN
En otro pasaje de la entrevista, uno empleados explicó cuál sería la situación en cuanto al cobro de la indemnización. “Somos alrededor de 40, algunos con más años que otros, algunos tienen a su familia, tenemos todos diferentes alternativas, pero vimos que en dos meses desde que nos mandaron el telegrama, el dólar estaba en $19 pesos, hoy está a 28, eso significa que perdimos casi un 45% de nuestra indemnización, que se ha devaluado, y todas esas cosas van sumando”, dijo.
No obstante subrayó: “No buscamos una indemnización, nosotros queremos seguir trabajando, porque es un derecho que tenemos y no está bien que 40 personas se queden sin trabajo y nadie haga nada”.
“Hay gente que está jubilada o a punto de retirarse, que le va significar menos que a nosotros que estamos a mitad de carrera. Uno tiene un panorama oscuro, por cómo está el país, por cómo están las cosas. Hay gente a la que se le prometió, que creyó y hoy se siente estafada por la campaña electoral, pero eso hay que dejarlo atrás y pelearla todos juntos”, se lamentó.
Remarcó además que “hay que dejar las redes sociales y las pavadas y meterse en cada familia para saber realmente cómo se está sufriendo”.
“Estoy muy decepcionado con el Intendente, dijo que iba a luchar codo a codo con nosotros y nunca se acercó. Salvo que nos puedan reubicar en alguna cooperativa”, se lamentó otro de los empleados.
A su tiempo, uno de los trabajadores de los que aparecen como más allegados al gremio, explicó: “Apenas nos enteramos le avisamos al sindicato y con la desesperación que tenemos, pensamos que empezó a actuar un poco tarde, pero también tenemos que jugarnos las últimas cartas hasta último momento. Tenemos la esperanza porque va a haber una reunión con la nueva titular de Vialidad y después de esa reunión vamos a ver qué hacemos, puede ser una medida de levantamiento de barreras, con el apoyo de los compañeros de otras estaciones que también hacen fuerza por esta situación”.
“Sabemos que los pejes de Junín, Pergamino y Trenque Lauquen, que son de esta concesión siguen un mes más porque pasan a otra empresa, pero creemos que van a correr la misma suerte”, agregó.
También expresó que una situación como la que hoy sucede en Ameghino “el sindicato nunca la vivió en sus doce años de historia, es todo nuevo”.
“Después de quedarnos sin trabajo vamos a seguir luchando. Lamentablemente no recibimos el apoyo del Municipio, que hubiese sido muy importante. Como hacen timbreos, estaría bueno que se hubiesen acercado hasta el peaje, a brindarnos su apoyo, decirnos que cualquier cosa que necesitemos, iban a estar a nuestra disposición, y no fue así. Nos tocó pelearla solos con el gremio. En el resto de los lugares, los intendentes se acoplaron al reclamo de los compañeros trabajadores y en Ameghino y en Saladillo fueron los únicos dos lugares donde no se plegaron”, sostuvo otro trabajador.
No obstante, remarcaron que la esperanza sigue viva. “Estamos peleando por trabajo, no estamos peleando por un subsidio. Por ahora tiene un final triste, pero esperamos que la foto del final sea con todos trabajando”, expresaron.

CONSECUENCIAS
El cierre del peaje traerá aparejados varios inconvenientes. “La ruta va a quedar desolada, ojalá que no quede igual que la ruta 33. Los peajes están para prestar servicios. No va a haber cortes de pasto, la calzada se va a romper, no estará más la balanza para que los camiones no rompan la ruta”, manifestaron.
Además adelantaron que esta situación “va a repercutir en lo económico para Ameghino, porque va a desaparecer el gasto en librería; los policías, que tienen un ingreso importante por mes por estar en el peaje y ya eran prácticamente compañeros; más todo el ingreso de los trabajadores que se gasta en los comercios locales, porque se gasta todo acá. Es una sumatoria de cosas que nadie quiso ver”.
En el final explicaron que “al puesto lo van a señalizar para que no haya accidentes y va a quedar gente que hace conservación, porque como continúa el peaje de Junín, va a tener todo a su cargo. Va a haber seguridad todas las noches, un mes más de policía, y todo lo que está inventariado va a pasar a vialidad”.
El destino del “Peaje Ameghino” parece ir inexorablemente al cierre. El final es inminente. La situación de sus trabajadores, cuarenta personas, cuarenta familias, es sumamente delicada. El final anunciado parece haber llegado.







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As. / Tel. 02355-15456819 / 15472401
Edición N° 2916 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314522 - elojoameghinense@yahoo.com.ar