Jueves 05 de Diciembre de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Florentino Ameghino | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Sociedad

29-11-2019 - DE MIS APUNTES
Comenzando por un simple recuerdo

(Primer parte)
Por Teresita Ceres de Arena.


Con Celina Ormachea fuimos amigas, compañeras de la vida y en la escuela. Nuestros esposos eran muy amigos y nuestras hijas crecieron y heredaron ese cariño y esa amistad. Éramos como una familia.

Alberto tenía un Jeep que a veces nos prestaba para dar algún paseo; Adriana y Laura tienen la misma edad, Claudia la del medio y Andrea, la más pequeña.

Cuando salíamos, las chicas querían pasar por la quinta de Haylan donde había un avestruz paseándose por el patio con su largo cuello. Ellas la llamaban “la casa del avestruz”.

Rescaté estos recuerdos al encontrar la historia del avestruz y aquí la cuento:

Cabeza muy pequeña, dos ojos como alfileres, cuello sin plumas, un par de alas demasiado cortas para volar, dos piernas robustas y hermosas plumas.

Son diferentes de las demás aves por no poder volar; un avestruz adulto puede llegar a pesar ochenta kilos y medir dos metros de altura.

Los asirios lo consideraban animal sagrado; los egipcios lo apreciaban por la belleza de sus plumas que reservaban para los faraones y lo distinguían por su glotonería insaciable.

Continuará…
Teresita Ceres de Arena







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3419 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314522 - N° de Registro DNDA: en trámite