Miércoles 24 de Abril de 2019   |   Un día como hoy...

Partido de Florentino Ameghino | Buenos Aires

  Home

Contacto



Portada | Información General | Policiales | Opinión | Cultura y Educación | Deportes | Provincia | Sociedad

05-04-2019 - SOCIEDAD
Ameghino homenajeó a sus héroes de Malvinas



Con diversas actividades, el pueblo de Florentino Ameghino rindió tributo a los Veteranos y Caídos en la guerra de Malvinas. El lunes hubo vigilia y el martes se desarrolló el acto oficial y una caminata. A Ricardo Lionel Pineda, Miguel Ángel Potes, Toribio Sosa, Miguel Ángel Rosales, Juan Domingo Caliani y Héctor Omar García, gracias…

Cada 2 de abril, el calendario se detiene y vuelve, como si existiera la máquina del tiempo, a la misma fecha, pero de 1982. El inicio de la guerra de Malvinas. Esa gesta absurda surgida de la necesidad de popularidad de un Gobierno ilegítimo que se caía a pedazos. Todo mal. Dicen algunos que antes de salir al balcón, Leopoldo Fortunato Galtieri había estado reunido con el resto de los mandos y se había decidido no ir a la guerra, pero el por entonces presidente, envalentonado por el fervor de una plaza colmada, sacó a relucir su coraje etílico y disparó la fatídica frase: “Si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla”.
En este pasaje de la nota, si la escritura lo permitiera, debería haber un silencio. Silencio. Allá partieron ellos, apenas pibes de 18 o 19 años que habían pasado por el entrenamiento del servicio militar, por entonces obligatorio. Colimbas. Muchachos que, en los albores de la década del ’80 estarían pensando en qué estudiar, en alguna novia, en salir a alguna disco, o en jugar el fútbol. Chicos llenos de ilusiones, de ganas de hacer cosas, debieron hacerse hombres de un día para el otro para ir a poner el pecho por la patria.
Seguramente la gran mayoría, envueltos en la vorágine y la adrenalina bélica, se sentirían orgullosos de ir a la guerra, de ir a buscar lo que es nuestro y que nos habían robado. Usados por el gobierno tirano, salieron al frío, al hambre, al miedo.
De Ameghino fueron seis, y otros ocho estuvieron movilizados. Eran 14 familias, con padres, madres, hermanos, primos, tíos, abuelos… esperando las noticias de aquel soldado que había pasado de caminar por la calle Enrique Violante, de pasar las tardes en los bancos de madera de la vieja plaza bajo los naranjos, de disfrutar el verano en el club, de haber pasado por la escuela Comercial, a formar parte de una guerra. Oscuridad y detonaciones.
Allá fueron, cada cual con su circunstancia. Ricardo Lionel Pineda, Miguel Ángel Potes, Toribio Sosa, Miguel Ángel Rosales, Juan Domingo Caliani y Héctor Omar García. A luchar contra varios enemigos, que a veces no se sabía si era peor el que estaba adelante o el que estaba atrás.
Allá fueron al inhóspito sur, en un otoño con cara de invierno que no tendría piedad con nadie. A pelear sin haber podido elegir. A aprender a sobrevivir. A defender la patria con lo que había.
Fue duro. Durísimo. Imposible de imaginar. “Estamos ganando”, decían, cuando la realidad era otra. Un pueblo de pie apoyó con solidaridad a los muchachos que estaban en las islas, en las Malvinas.
Llegó la fatídica noticia del hundimiento del Crucero ARA General Belgrano y la bomba golpeó al país como el torpedo del Cónqueror. 323 bajas, entre ellas, uno de los chicos del pueblo. Ese 2 de mayo Ricardo Pineda pasaría a la inmortalidad como el héroe caído ameghinense.
Pasaron los días, la guerra se perdió y llegó la otra guerra, la del después. La batalla contra el olvido que durante años debieron seguir peleando. También esta lucha tuvo muchas bajas, tantas o más que los que no volvieron de las islas.
El tiempo comenzó a poner las cosas en su lugar, o al menos a acercarlas, y hoy los Veteranos tienen el reconocimiento del pueblo al que defendieron, de la gente, del vecino.
El 2 de abril se ha convertido en una fecha muy cara al sentimiento de todos los argentinos y eso es gracias a los héroes. A ellos que fueron a entregar su vida para defender la patria.
Hoy esos héroes son la historia viva. Son como San Martín, como Belgrano, pero que caminan entre nosotros. Ellos, los Veteranos de Malvinas merecen todo y mucho más. Por lo que le sacaron primero, por el ocultamiento y el olvido después. Hoy tienen la reivindicación de todo un pueblo que los acompaña, reconoce y aplaude en cada actividad y esa es una forma de devolverles un poquito de todo lo que ellos dieron por nosotros.
Ameghino tiene seis próceres y este 2 de abril volvieron a ser los protagonistas de su propio reconocimiento.
A Ricardo Lionel Pineda, Miguel Ángel Potes, Toribio Sosa, Miguel Ángel Rosales, Juan Domingo Caliani y Héctor Omar García, gracias.




ACTIVIDADES
En el marco del 37° aniversario del inicio de la guerra, al conmemorarse el Día del Veterano y los Caídos en Malvinas, el lunes 1 de abril, a partir de las 20:30 horas se realizó una vigilia en el anfiteatro “Joaquín Fermoselle”. Participó el taller municipal de Tango, Trío Cahuin y Torialma. Además se proyectó la película “Iluminados por el fuego”. A las 00:00 horas del 2 de abril se hizo una ceremonia donde los veteranos estuvieron acompañados por autoridades y buena parte de la comunidad.
El martes, a las 10:00 horas se llevó a cabo el acto protocolar donde también estuvieron los cinco veteranos ameghinenses. Entre emocionantes discursos y el saludo de la gente, la ceremonia se convirtió en uno de los momentos más emotivos de la jornada.
Ya en horas de la tarde, a las 12:30, se llevó a cabo “Caminemos por Malvinas”, una iniciativa participativa para que el pueblo de Ameghino puede recorrer 2 kilómetros junto a los héroes.







Editor propietario Diego A. Falcinelli / B° Obrero C. 46 - (6070) Lincoln - Bs. As.
Tel. 02355-15456819 / 15472401 / lamarcadelincoln@yahoo.com.ar
Edición N° 3194 - Registro de Propiedad Intelectual: 5314522 - N° de Registro DNDA: en trámite